LUNES 21 DE FEBRERO DE 2011

ME GUSTA… LA COLECCIÓN DE MARCHESA OTOÑO/INVIERNO 2011
Bueno bueno bueno… cual la letra de una canción de Seguridad Social, las palabras se quedan cortas para decir todo lo que siento, pues la colección de Marchesa es lo más bonita del firmamentoooooo! Ufffff que maravilla, que hermosura, que deleite… es que lo de Marchesa es muy loco, puro arte! Me dejaría atropellar por una manada de mumuts macho en celo para conseguir uno de los diseños de esta temporada, con eso os lo digo todo!
A todas las personas que la madre naturaleza (muy sabia ella) ha bendecido con el don de un sentido estético como dios manda, por favor que se manifieste en la sección de Comentarios de este blog, para alabar mi buen gusto juju En caso contrario, y si no queréis ser linchados, evitad a toda costa ser detectados y estaréis condenados a vivir el resto de vuestras vidas de forma insípida a la par que insulsa, más que nada para prevenir que alguien anónimo os deje la nariz a la altura del talón de Aquiles por considerar que no merece la pena que sigas respirando.
Gracias!

 

Miedo, mucho miedo...

NO ME GUSTA… LOS VESTIDOS DE BODA TORNASOLADOS
Tejido tornasolado: dícese de aquel material altamente tóxico que produce urticaria y sífilis por igual, y que hará que una cabra loca te embista sin parar hasta que te deje postrada en un tronco de abeto con forma de potro de tortura.  
Si es que no me quedan adjetivos para expresar lo que el tejido tornasolado de poliéster ha provocado en comuniones, bautizos y  bodas en este país. Daño, muchísimo daño, señores… Y, por desgracia, a estas alturas está tan profundamente arraigado en círculos de extrarradio, que se trata de algo irreversible a la par que inevitable.
Hay que decir que, entre la estrella de los tejidos tornasolados, tiene un pedigrí especialmente maligno el tornasol anaranjado, aquel que aderezado con un recogido capilar propio de una tirolesa muy loca, es capaz de abrir un agujero de gusano espacio-tiempo que tele-transporte a la humanidad por completo a la época de Atila, rey de los Hunos, allá por el S. V d.C.  Si el recogido en cuestión va acompañado de unos tirabuzones esculpidos por el mismísimo Belcebú, pues que sepáis que algo muy malo está a punto de ocurriros… Así que si veis algún tejido similar rondando vuestro hogar, recordad pedir urgentemente una orden de alejamiento si queréis preservar vuestra seguridad vital y la de aquellos que apreciáis mínimamente. 
Un beso!

8 comentarios:

  1. guauuuu a mi tambien me encanta, tienes razon las palabras se quedan cortas...muy chula

    besos

    http://locaporlostacones.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. La colección de Marchesa es increible!
    jajajaja Llevas tooooooooda la razón...he visto millones de mujeres en bodas con esos trajes que te da picor sólo de mirarlo con esos fulares que se ponen encima...pffffff sin palabras...

    http://fallinginlovewith.blogs.elle.es/

    ResponderEliminar
  3. jajaja qué casualidad!!! Qué decir, a mi también ME GUSTA ;)
    http://righttomycloset.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. A mí tampoco me hacen mucha gracia ese tipo de vestidos... Gracias por pasarte por mi blog y comentar, besitos!

    http://vistetecomopuedas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima la colección de Marchesa me parece increíble, no me gustan esos vestidos del año la castaña. Un 10 por el post de hoy.
    Un besazo guapa.
    http://mary1975.elleblogs.es/

    ResponderEliminar
  6. La colección de Marchesa es espectacular!! estoy segura de que veremos muchos de sus vestidos en los Oscars verdad?
    Vestidos tornasolados....arrrrrrrrrrggggggggggg!!!

    Besis!!

    www.mimundodecolores.blogs.elle.es

    ResponderEliminar
  7. jajajaj me encanta tu articulo!!! tienes mucho genio y gracia para escribir!!!que pena que no tengas el icono para seguirte!! de todas formas te leere
    gracias por tu comentario tb!! besos

    http://contaconesyalacalle.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo en este post! Los vestidos de Marchesa son sencillamente preciosos, que elegancia y glamour desprenden, me recuerdan al glamour de Hollywood de las primeras decadas del siglo XX, que maravilla!! Que diferencia con los vestidos tornasolados... vaya tejido mas horteeeeeeeeeera y cutroso!

    ResponderEliminar