VIERNES 21 DE ENERO DE 2011

ME GUSTA… LA BOTISANDALIA
Jamás imaginé que tendría algo en común con la ojogatuna Sara Carbonero. Y mira tú por donde, que fijándome bien, hay una cosita  (sólo una, eh?) que nos hermana hasta el infinito y más allá: nuestra pasión por la botisandalia. Hay que reconocer que como concepto es bastante absurdo, y que del cruce una un botín y una sandalia no podía salir nada bueno. Peeeero como no es lo mismo decirlo que vivirlo (como dirian en Cuatro), pues una vez puestos los zapateros del mundo manos a la obra, el resultado me fascina sin límites! Y además combinan con todo: vestidos, pantalones, shorts, faldas… no hay fin! Así que ya lo sabes, pon una botisandalia en tu vida!



NO ME GUSTA… EL GARRAFÓN
Ni el hielo en toneladas industriales es suficiente para enmascarar el más terrible, a la par que temible, de los garrafones. Y es que semejante brebaje puede causar estragos en nuestro sistema inmunitario y dejarte inválido mentalmente por los siguientes 12 lustros. No me imagino cuales son los ingredientes necesarios para engendrar dicha pócima, pero es bien cierto que más de uno de nosotros nos ha provocado incapaz física y psíquica transitoria, incluso algunos se han quedado lisiados para el resto de sus días. Así que, ante la duda de ser envenenado con garrafón, no titubees ni un segundo y pide cerveza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada