JUEVES 16 DE DIC 2010

ME GUSTAN … LOS DOMINGOS POR LA TARDE
Como comentaba un día vía facebook con unos amigos, no hay mejor sensación que quedarse retozando en el sofá haciendo la fotosíntesis, mientras de fondo emiten una película de serie C infumable que jamás importó a nadie, ni siquiera a los progenitores  de los protas por aquello del “orgullo de padre”. Aunque el domingo es el preludio al lunes, y por tanto se envenena hasta límites todavía no sobrepasados por el hombre, esa siestecita no tiene precio. No hay diamante suficientemente grande en el mundo capaz de igualar una vivencia similar. Y si en invierno lo rematas con una mantita, entonces ya ves la cara de dios. Si es que la felicidad no es cara. Para todo lo demás, Masterc... digo, un buen talonario!

 
NO ME GUSTAN… LAS CREMAS HIDRATANTES CARAS QUE SON UN TIMO.
Realmente no son cremas hidratantes… es como si te embadurnaras la piel con cemento. Y es que el efecto es el mismo al de tener la cara metida en agua con sal por un buen rato. Sí, la piel queda tan tersa y estirada que pareces una zambomba con ojos y boca, pero realmente tu cutis está más seco que el ojo de un tuerto. Si Isabel Preysler tiene la cara como si le fueran a reventar las costuras de las orejas de un momento a otro, es por haber pasado por el quirófano desde el año 1843… o ser la Dorian Gray del s. XXI (yo me lo creería), y no por utilizar cremas mágicas hechas con una mezcla entre uranio y criptonita.  En serio, no os dejéis timar. Estas cremas no hidratan la piel, así que si no queréis acabar como la tatarabuela de Cher, tenedlo en cuenta! Si buscáis una buena crema utilizad DR. HAUSCHKA o SHISEIDO, y si la economía no os da para tanto, una hidratante sencilla como NIVEA o L’OREAL son una buena alternativa. Ya lo sabéis: lo barato, si bueno… mil veces bueno!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada